Londres 2017

LONDRES 

Es la capital de Inglaterra y del Reino Unido, es una de las ciudades más visitadas del mundo y está situada a orillas del río Támesis.

Londres tiene algo que engancha y que a todo el mundo gusta. Es una ciudad global con diversión, luces, color, comercio, cultura, educación, entretenimiento, moda, finanzas, comunicación, investigación, transporte y turismo. Es una ciudad capaz de enganchar a quien la visita por primera vez, como a los que ya han estado varias veces.

Es el principal centro financiero del mundo, también una capital cultural mundial y tiene el mayor sistema aeroportuario del mundo según el tráfico de pasajeros. Fue en Londres donde se construyó por primera vez una línea de metro llamada The Tube.

COMO LLEGAR A LONDRES

Actualmente los vuelos de bajo coste, hacen que España y Reino Unido tengan varios vuelos con muchas frecuencias diarias.

Air Europa, British Airways, Monarch Airways, Norwegian, Easyjet, Thomas Cook, Thomson Airways, Ryanair y Vueling, son las únicas aerolíneas que conectan con vuelo directo : España y Londres.

Londres cuenta con 5 aeropuertos:

  1. Aeropuerto de Ciudad de Londres : Está situado a 11 kilómetros en el distrito de Newham al este de la ciudad y ocupa la posición número cinco en lo que respecta al tráfico aéreo de la ciudad de Londres.
  2. Aeropuerto de Londres-Gatwick : Está ubicado a 46 kilómetros al sur de la ciudad. Es el segundo aeropuerto más grande de Londres y el segundo con mayor movimiento de Reino Unido.
  3. Aeropuerto de Londres-Heathrow : Se encuentra en el área oeste de la ciudad. es el aeropuerto con mayor actividad y conexiones de Inglaterra y el Reino Unido.
  4. Aeropuerto de Londres-Luton : Ubicado a unos 48 kilómetros al noroeste del centro de Londres, es el cuarto aeropuerto más grande.
  5. Aeropuerto de Londres-Stansted : Se encuentra ubicado a una distancia aproximada de 80 kilómetros al noreste del centro de la ciudad.

DÍA 1 : BARCELONA – LONDRES 

Teníamos muchas ganas de conocer Londres durante un fin de semana.

Nuestro vuelo despegó un Sábado a las 7:00 de la mañana desde el aeropuerto del Prat con la compañía VUELING.

El Vuelo tiene una duración de 1 hora y 50 minutos, y aterrizaría sobre las 7:50 de la mañana hora local en el aeropuerto de Londres-Gatwick, (recordar que en Londres es una hora menos). 

El aeropuerto de Londres-Gatwick tiene 2 terminales, desde ambas parten gran cantidad de servicios de autobuses diariamente, localizándose la estación principal en la planta baja de la Terminal Sur.

Tanto desde la Terminal Norte como de la Terminal Sur puedes coger el servicio National Express 700 y que te permitirá llegar desde este aeropuerto al de Heathrow, mientras que el National Express 25 te llevará hasta la Estación Victoria en el centro de Londres, (nosotros escogimos esta última opción, ya que era la más económica).

Este aeropuerto también alberga una estación de tren localizada en la Terminal Sur. Una de las mejores alternativas es coger el servicio de trenes GATWICK EXPRESS ,ya que es mucho más rápido y te permitirá acceder a la estación Victoria, sin paradas intermedias, en el centro de la ciudad de Londres.

Los billetes puedes adquirirlos en las máquinas expendedoras distribuidas en la terminal sur y que están en español y el coste es de aproximadamente 14 libras, (unos 16€).

Sobre las 09:40 llegamos en autobús a Victoria Station, en el distrito de Westminster. 

Nuestra primera parada era el Big ben, y recorriendo la famosa y larga calle de victoria street nos encontramos con la Abadía de Westminster, es una iglesia gótica anglicana del tamaño de una catedral.

Se encuentra al lado del Palacio de Westminster y es el lugar tradicional para las coronaciones y entierros de los monarcas ingleses y, más tarde, los monarcas británicos.

Llegando a Parliament Square nos encontramos con la famosa cabina roja con el Big ben de fondo. 

¿Quién no se ha hecho la típica foto en las cabinas rojas de Londres?

Las cabinas rojas son el icono cultural más representativo de la capital Londinense.

Justo en la esquina esta el reloj más famoso del mundo y uno de los principales símbolos de la ciudad: El Big Ben.

La torre, construida en 1858 junto al nuevo Palacio de Westminster, constituye un peculiar edificio de 106 metros de altura construido en un estilo gótico que alberga cuatro enormes relojes situados en sus caras.

Nos disponemos a cruzar el río Támesis por Westminster Bridge, y en medio del puente se sigue admirando al gran protagonista de Londres, el Big Ben.

Recorremos las orillas del Támesis por Victoria Embankment hasta llegar a otras cabinas rojas con un fondo muy especial al otro lado del río, el London Eye.

El London Eye es una sorprendente noria de 135 metros de altura, se ha convertido en uno de los iconos más emblemáticos de la ciudad.

Ofrece unas vistas panorámicas impresionantes y se puede subir reservando en la web, ya que, las colas pueden ser superiores a 1 hora. Con la entrada se incluye el acceso a la “4D Experience”, un pequeño corto en tres dimensiones sobre la ciudad.

Podéis reservar la Experiencia LONDON EYE por un precio de 32 libras, unos 37€.

Estas son las fantásticas vistas que se ven desde el London Eye. 

Caminando por Northumberland Ave, queríamos llegar a Trafalgar Square, pero antes nos encontramos con un pub muy famoso, el Sherlock Holmes.

A las 13:30 estábamos en Trafalgar Square, una de las plazas más importantes de Londres. En la parte norte de la plaza se alza la majestuosa National Gallery, (es el museo de arte más prestigioso​ de Londres y uno de los más famosos a nivel internacional).

La plaza se encuentra concurrida a cualquier hora del día y constituye un símbolo de enorme importancia social y política para los londinenses y los visitantes.

Siguiendo por Haymarket, llegamos a Picadilly Circus, el lugar elegido por muchos londinenses y turistas como punto de encuentro gracias a su situación privilegiada y a la enorme gran oferta de ocio que existe en la zona.

La plaza es conocida por sus carteles luminosos y la fuente de Eros situada en el centro, que se ha convertido en uno de los iconos de Londres.

Siguiendo Coventry Street, llegaremos a Leicester Square, una plaza peatonal muy famosa y concurrida que alberga la gigantesca tienda M&M’s World especializada en los dulces M&M’s.

Nada más acceder al M&M’s World nos sentiremos invadidos por un intenso olor dulzón, señal inequívoca de que nos encontramos en una de las tiendas de dulces más grande del mundo. En realidad, en lo relacionado con el tema de los dulces, los únicos que encontraremos son los famosos M&M’s en diversos formatos o en grandes expendedores de diferentes colores para adquirir a granel.

El resto son artículos de merchandising, algo caros, relacionados con la marca: camisetas, sudaderas, ropa interior, muñecos de peluche, objetos para el hogar y la oficina y cualquier objeto que uno se pueda imaginar, siempre con la imagen de los muñecos o el logotipo de M&M’s.

Es recomendable saber que el M&M’s World de Londres suele estar siempre abarrotado, y que hay que armarse de paciencia para poder visitarlo o adquirir artículos.

Nuestra siguiente parada sería Chinatown, (El barrio chino de Londres) está ubicado en Soho.

Se caracteriza por sus baratos restaurantes (aproximadamente 10 libras el menú).

Atravesar las grandes puertas rojas y doradas y trasladarse a otro momento, a otro lugar, a otra cultura es una experiencia maravillosa.

Nuestra siguiente parada sería Oxford Street, una de las calles comerciales más famosas del mundo con más de 300 tiendas. ¿Abra que comprar algo no? 

Seguimos hasta el final de la larga calle de Oxford Street hasta llegar a Hyde Park. Es uno de los parques más grandes de la ciudad, y uno de los nueve parques reales de Londres.

Cruzamos todo el parque dando un agradable paseo, hasta llegar al otro lado.

Tocaba ver Harrods, el centro comercial más popular de todo Londres.

Es uno de los centros comerciales más lujosos del mundo y, por tanto, sus precios son bastante elevados en general.

Seguimos nuestro camino por Knightsbridge hasta Wellington Arch, por fin entramos en Green Park, otro de los parques reales de Londres.

Estábamos al lado del Palacio de Buckingham, la residencia de la Familia Real Británica.

Además de las visitas al interior, a lo largo de todo el año se celebra el cambio de guardia enfrente del palacio, un acto capaz de atraer miles de visitantes.

Seguimos caminando hasta llegar a St. James’s Park, el más antiguo de los parques reales de Londres.

La caminata estaba siendo bastante grande, nuestras piernas ya estaban empezando a resentirse y el cansancio se estaba apoderando de nosotros. Eran las 20:10 de la tarde hora británica y seguíamos dando un paseo agradable, aunque poco a poco estaba anocheciendo y el cielo empezaba a nublarse.

Llegamos de nuevo a Piccadilly Circus para buscar un sitio donde cenar.

Cenamos en el famoso STEAK & CO, tiene unas excelentes carnes presentadas a la piedra, buen servicio y carta muy completa, (sin lugar a dudas repetiremos).

Nuestra siguiente parada era de nuevo el Big Ben y el London Eye, queríamos verlos de noche y de paso darnos el último paseo por las orillas del Támesis.

Nuestro hotel estaba cerca del London Eye con una ubicación excelente. De camino nos encontramos con el famoso Hippodrome Casino.

Ya en las inmediaciones del Támesis, nos sacamos las últimas fotos del día con el Big Ben y el London Eye de fondo.

Las noches de Londres tienen una amplia posibilidad en las que puedes eligir entre una variedad de paseos por la noche.

El alojamiento que habíamos escogido solo para una noche fue el Park Plaza Westminster Bridge London, con reserva hecha en BOOKING.

DÍA 2 : CAMDEN TOWN, TOWER BRIDGE, Y VUELTA A BARCELONA

Nuestro día comienza algo nublado con probabilidad de lluvia.

Nos desplazamos al metro de Westminster para ir a la parada de Camdem Town.

La mejor forma de moverte por Londres en metro, autobús, servicios ferroviarios y tranvías es con la tarjeta Oyster. Independientemente de si haces una escapada o de si eres un visitante habitual, utilizar una tarjeta de viaje Oyster es la forma más fácil y barata de viajar por la red de transporte público de la ciudad.

Si te quedas sin crédito, recarga en cualquier estación de metro o en las miles de tiendas que hay por toda la ciudad.

Sobre las 10:00 de la mañana llegamos a Camden Market, conocido por su mercado y su atmósfera alternativaes un lugar popular del barrio de Camden.

Es famoso por albergar uno de los mercados callejeros más variados y extravagantes de todo Londres.

El área recibe cada fin de semana oleadas de turistas de todos los rincones del mundo y es un centro de modos de vida alternativos.

Nosotros aprovechamos la mañana haciendo varias compras de souvenirs.

A unos 15 minutos caminando, se encuentra la famosa estación de ferrocarril King Cross.

¿Pero qué tiene esta estación que tanto nos ha llamado la atención? 

Kings Cross aparece en los libros de Harry Potter, como el punto de partida del Expreso de Hogwarts. El tren utiliza un andén secreto, el , situado entre los andenes 9 y 10.

Nuestra siguiente parada estaba a 45 minutos caminando. La Catedral de San Pablo es la segunda más grande del mundo, con una altura de 110 metros.

Llegamos de nuevo al Támesis pero esta vez al oeste de la ciudad, íbamos a recorrer todo el paseo hasta llegar a Tower Bridge, (Este llamativo puente levadizo, construido con estilo victoriano es uno de los símbolos de Londres).

Tower Bridge es uno de los símbolos más emblemáticos de Londres y suele convertirse en el blanco de las cámaras de fotos de todos los turistas.

Cruzamos el famoso puente para ir al otro lado del río, donde encontraremos la Torre de Londres, una enorme fortificación que ha funcionado a lo largo de su historia como residencia real, arsenal, fortaleza y prisión.

The Shard es el rascacielos más alto de Reino Unido, tiene 306 metros de altura y 73 pisos.

No teníamos tiempo para más. Teníamos que volver a Victoria Station, para recoger el autobús que nos llevaría al aeropuerto de Gatwick-Londres. Nuestro vuelo salía a las 21:00 hora británica de vuelta a Barcelona.

Lo único que podemos decir es que Londres es una de las ciudades más atractivas del mundo y una de las más visitadas, tiene una personalidad única.

No os perdáis todos los secretos que Londres guarda en su interior, os sorprenderá.

Esperamos que os haya encantado el Post y la ruta que hemos escogido para una escapada de 48 horas.

VIAJE INOLVIDABLE

2 thoughts on “Londres 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *